Las últimas dos semanas han estado llenas de actividad, con muchos dividendos para nuestra cartera, y bastante volatilidad para algunas acciones, además de nuevas adquisiciones. Sin embargo, al final el mes se ha quedado casi plano. La evolución del IBEX35 fue del -0,26% y la de nuestra cartera del -0,66%.

Evolución de nuestra cartera en las últimas dos semanas.

Podemos apreciar en el gráfico superior cómo han evolucionado las acciones durante las últimas dos semanas (de izquierda a derecha), quedando por encima de la evolución del IBEX35 únicamente Iberdrola, Endesa y CaixaBank.

Evolución de nuestra cartera en las últimas dos semanas.

Aquí se puede apreciar la evolución global de las acciones de nuestra cartera durante las últimas dos semanas. Como se puede apreciar en el gráfico de más arriba, Deoleo no aparece, ya que fue comprada el 3 de julio, y era absurdo hacer un índice con un único valor. Sin embargo durante la jornada de ayer ya se revalorizó un 2%.

Vemos que las caídas más importantes son de Merlin Properties, Abengoa, Mapfre y Hugo Boss. Dentro de este conjunto de acciones, debemos resaltar que Endesa, Mapfre, Merlin Properties y NRZ repartieron dividendo, y en el caso de Merlin Properties y NRZ aún no ha sido repartido, simplemente excluido de la cotización, por lo que ese es un motivo bastante a tener en cuenta.

Por otro lado Hugo Boss, que se ha caracterizado desde que la compramos por una gran volatilidad, e igual una semana sube un 10% que lo baja, sin embargo seguimos con la misma mentalidad, y esperaremos a un precio de 40€/acción para plantearnos el cierre de nuestra posición.

Finalmente encontramos a Abengoa, compañía que como ya comentamos, se encuentra cerca de la bancarrota, y está en medio de negociaciones para conseguir liquidez, y poder continuar con la actividad. No cerraremos la posición, si la compañía quiebra, perderemos el 2% del peso que supone en nuestra cartera, pues seguimos pensando que si sale de esta situación, motivada principalmente por el coronavirus, en 4 ó 5 años podría alcanzar un precio de 2€/acción.

Ahora explicaremos los motivos de la compra de Deoleo. La compañía tenía excesiva deuda, sin embargo gracias a un plan de reestruccturación pasó de tener más de 550 millones de euros de deuda a poco más de 200 millones, reduciéndola así en aproximadamente un 60%. La compañía viene de revalorizarse más de un 400% en bolsa, pasando de los 4 céntimos por acción a los casi 20 actuales. Sin embargo Moody’s está revisando el “rating” de la compañía con la finalidad de mejorarlo, cosa que si pasase, mejoraría las perspectivas muy favorablemente. Es por esto que creo que, tras la reestructuración de la empresa, y una mejor valoración de “rating”, tendría muchas más posibilidades de continuar una senda alcista, con bastante potencial.