En la imagen superior vemos la evolución en bolsa de la compañía Amazon, que ha pasado de los aproximadamente 650$ a estas alturas de 2016 a los 2.572,68$ a los que cerró ayer día 15 de junio. Una rentabilidad en este tiempo de casi un 400%.

Sin embargo en la bolsa de valores no es tan importante lo que ha pasado en los últimos años (aunque el comportamiento histórico no deja de ser algo a tener en cuenta), sino que la verdadera importancia radica en el comportamiento futuro que se espera del precio de las acciones.

De esta manera, vamos a intentar predecir la evolución del precio de las acciones de esta compañía a partir del análisis de los gráficos que ha ido dibujando en los últimos meses, así como los indicadores técnicos más importantes.

Gráfico de soportes, resistencias y tendencias en el largo plazo. Fuente: Investing.com

Lo más importante a destacar actualmente de la compañía es que se encuentra en máximos históricos en la bolsa, bastante beneficiada por la situación actual, ya que la tendencia social ha sido la de empezar a comprar los productos de forma online. De esta forma, encontramos 2 grandes soportes en el largo plazo. El más lejano se encuentra en torno a los 1.300$ y la verdad, se encuentra demasiado lejos del precio actual como para ser tenido en cuenta. Por otro lado, tenemos otro soporte en torno a los 2.000$-2.050$ que deberá ser vigilado más de cerca, pues debido a la convulsión de los mercados en los últimos meses no sería ninguna locura ver un desplome hasta esos niveles, aunque la verdad que sea bastante improbable. Por otro lado, podemos apreciar una línea de tendencia alcista, que coincide con el último rebote del precio de la acción en el soporte de los 1.300$ que comentábamos antes, y que actualmente ejerce de resistencia para el precio. La explicación es fácil, el precio ha sido incapaz de superar dicha línea desde que marcó nuevos máximos históricos.

Centrándonos ahora más en el corto plazo, vamos a hacer un análisis a partir de 3 gráficos iguales, pero empleando distintos indicadores.

Gráfico de soportes, resistencias y tendencias en el corto plazo. Fuente: Investing.com

Para este primer gráfico vamos a emplear de nuevo los soportes, las resistencias y las líneas de tendencia. Como se puede apreciar hay un importante gap alcista que va de los 1.850$ a los 2.000$ aproximadamente, además de rebotar el precio en estos 2.000$ más adelante, por estos motivos y ser un valor bastante redondo, consideraremos estos 2.000$ un soporte bastante fuerte para el precio de la acción (dato a tener en cuenta).

Por otro lado, cuando perforó a la baja dicho soporte, vemos que rebotó en torno a los 1.600$ para realizar un tramo ascendente bastante pronunciado, sin embargo, en la semana del 15 de mayo el precio de la acción de la compañía quedó por debajo de dicho canal. Por lo que en el medio plazo ha perdido esa fuerza que tenía, aunque como vemos sigue dibujando un canal alcista, aunque como decimos no con tanta fuerza, desde la primera semana de marzo. Es importante tener en cuenta que actualmente el precio de la compañía está un poco por encima de la base de dicho canal, después de rebotar en la jornada de ayer lunes 15 de junio.

Gráfico de Bandas de Bollinger y RSI. Fuente: Investing

En este gráfico tenemos las bandas de Bollinger en la parte del gráfico (líneas azul, amarilla y roja) y en la parte inferior del gráfico vamos a emplear el indicador RSI (Relative Strength Index o Índice de Fuerza Relativa). Centrándonos primero en las bandas de Bollinger, encontramos que hace tan solo 3 jornadas el precio rebotó en la banda que actuaría como “techo” y rebotó hasta quedarse próxima al centro de las bandas, por lo que ahora tenemos posibilidad de recorrido tanto al alza como a la baja. Este indicador lo único que nos está diciendo actualmente es que el precio en este sentido no está saturado a la alta o a la baja, y que en realidad puede ir en las dos direcciones, lo cual es importante en el corto plazo (próximas 3-5 sesiones).

Centrándonos ahora el RSI, encontramos que nos da un valor de 62,22, habiendo rebotado en la sesión del viernes sobre el valor de 70 (sobreventa). Se trata de algo normal, una corrección sana, y habiendo tenido ayer una subida del 1,09% el valor del RSI no ha subido mucho. Por lo tanto, y aunque está próximo a la sobreventa, tiene todavía algo de potencial en el muy corto plazo (3-5 sesiones como decíamos antes) antes de entrar de nuevo en sobreventa y tener que corregir otra vez.

Gráfico de medias móviles simples y MACD. Fuente: Investing.com

Finalmente vamos a realizar ahora un análisis a partir de SMA (medias móviles simples) de 50 y 200 sesiones (azul y roja respectivamente) que podemos localizar en el gráfico del precio, y debajo, en el mismo lugar que ocupaba el RSI en el gráfico anterior, encontramos en este caso el MACD. El análisis de las SMA es bastante sencillo, nos arrojan información de una tendencia completamente alcista, aunque la media rápida está bastante por encima de la media lenta.

Por otro lado, centrándonos ahora en el MACD, podemos apreciar que desde el 29 de abril la tendencia del indicador es bajista, mientras que fijándonos ahora en el precio de la compañía ha seguido una tendencia alcista, lo cual nos indica una divergencia negativa y es señal de que la fuerza del movimiento termina.


Juntando ahora los análisis de los tres gráficos en un solo párrafo, encontramos que de forma inmediata el precio de las acciones de Amazon debería seguir subiendo, pues todavía tiene algo de recorrido alcista (análisis de las bandas de Bollinger, canal alcista cerca de la base y SMA50/SMA200), aunque como vemos en el MACD la tendencia se acaba pues está perdiendo fuerza, y en el RSI estamos cerca de llegar a la sobreventa de nuevo. Por este motivo, en el corto plazo (próximas 2 ó 3 semanas) las acciones podrían experimentar una bajada en el precio para corregir los valores de los indicadores técnicos, para continuar subiendo en el largo plazo.

¿En qué nos basamos para decir que seguirá subiendo en el largo plazo? Como hemos dicho al principio, la evolución histórica no deja de ser importante, por lo tanto, vamos a ver cómo se comportó el precio de la compañía la última vez que alcanzó máximos históricos.

Evolución de máximos históricos de la cotización. Fuente: Investing.com

Dichos máximos históricos se alcanzaron por última vez a finales de marzo, y como podemos ver en el gráfico, el precio de la acción rebotó en la línea de tendencia alcista que hizo de soporte las 2 veces anteriores que se alcanzaron máximos históricos (abril de 2019 y agosto de 2019). Podemos ver que el comportamiento siempre ha sido el mismo, toca la parte alta del canal y rebota hasta el soporte de los 1.650$. En esta última ocasión y con motivo del CoVid-19, ha perforado la línea alcista, haciendo dicha línea ahora de soporte. Sin embargo no ha habido un rebote todavía, por lo que viendo los indicadores técnicos, es bastante probable que el precio de las acciones caiga en las próximas semanas a los 2.300$ para después continuar con su tendencia alcista.