Esta semana se ha caracterizado por una pequeña recuperación del 4,5% en el índice español, frente al 3,6% de nuestra cartera. Sin embargo, a lo largo de la semana vimos como el IBEX35 llegaba a superar los 7.000 puntos.

Aquí podemos ver como ha evolucionado nuestra cartera en las últimas dos semanas. Puede ser que se haya hecho suelo en los mercados financieros, a medida que los gobiernos comienzan a controlar la expansión del coronavirus, que hay más información acerca del mismo, y que cada vez hay más personas curadas y menos fallecidos (porcentualmente hablando).

Vamos a analizar ahora las últimas noticias en torno a las compañías que componen nuestra cartera, para saber qué pasará en un futuro próximo.

Iberdrola: se ha puesto en marcha el mayor proyecto fotovoltaico a nivel europeo, con una capacidad de 500MW, en el cual se realizará una inversión de 300 millones de euros. Para poder financiar este, y otros proyectos que terminarán a lo largo de este año, se ha realizado una emisión de bonos verdes por valor de 750 millones con un cupón cercano al 0,9% a devolver en 7 años (deuda a largo plazo, buena noticia, además de su bajo tipo de interés). Por otro lado, varias han sido las compañías que apuestan por Iberdrola dentro del sector de las utilities. Además de todo esto, tiene negociada la disponibilidad de gran liquidez con los bancos, lo cual asegura su solvencia en el corto plazo. Finalmente ha retrasado la actualización del plan estratégico (el cual ya había cumplido con datos estimados para 2022).

Merlin Properties: ha suprimido parte del dividendo, además de reducir el salario de la cupula directiva. Además de esto, cuenta ya de por sí con una gran liquidez con la que podrá hacer frente a la situación actual. Además de esto, según Barclays se trata actualmente de la mejor inmobiliaria del IBEX, y no es para menos, ya que el valor contable de cada acción es superior a 14€, casi el doble de la cotización actual de la compañía, además de tener poca deuda para el tipo de sector en el que opera y tratarse de una deuda a largo plazo.

Abengoa: recientemente ha entrado en la construcción de una desaladora en Arabia Saudí por unos 183 millones de euros, además de adjudicarse la ejecución de dos proyectos para la construcción de dos líneas eléctricas en Brasil.

Mapfre/Caixabank: el sector financiero no está en riesgo, debido a las grandes regulaciones que sufrió después de la crisis de 2008. Sin embargo, si que se espera una reducción en los ingresos de las compañías que conforman al sector.Además de esto, CaixaBank repartió un dividendo de 7 céntimos por acción durante esta semana, y vendió su participación de Nueva Pescanova a Abanca y el 51% de Money to Play a Global Payments, lo cual hace aumentar su liquidez actualmente.

Endesa: contradicción en las recomendaciones sobre esta empresa, mientras unas compañías dicen de infraponderar Endesa, otras aumentan su rating por la descarbonización y la bajada del petróleo debido a una disminución de la demanda. Por otro lado aumento su liquidez con un crédito sindicado por valor de 550 millones de euros.

Hugo Boss: cancelan el dividendo de 2,75€/acción que tenian previsto para mayo para contar con una mayor liquidez, con un valor contable/acción de más de 40€, lo cal nos deja todavía 15€ de subida, añadiendo a esto su capacidad para producir flujos de caja.

Repsol: empresa castigada por el precio actual del petróleo. Aunque ha colocado bonos por valor de 1.500 millones de euros para dentro de 5 y 10 años, a un tipo de interés entre el 2% y el 2,6%. Pese al actual precio del petróleo, Credit Suisse apuesta por Repsol, aconsejando sobreponderar la acción, a la que ellos le ponen un precio objetivo de 15€.