A la hora de realizar una inversión en bolsa, tenemos cuatro maneras de fundamentar o realizar los criterios de inversión. La primera y por desgracia más habitual es en realidad el azar, es decir comprar unas acciones y rezar para que suban. Esto podría ser considerado apostar. Otra de las formas es simplemente darle el dinero a otra persona para que sea ella la que determine en qué vamos a invertir y en qué no.

Finalmente, podemos optar nosotros mismos por decidir en qué invertir, fundamentando nuestra decisión o bien en el análisis fundamental, o en el análisis técnico.

Las dos primeras opciones (en las que realmente no decidimos en qué invertimos) sabemos realmente de qué se tratan, pero las dos últimas podemos no tenerlo tan claro, por lo que primero vamos a ver cual sería la definición de estos tipos de análisis, para después ver sus diferencias más claras.

Tipos de gráficos en Forex: Interpretación barras, líneas y velas ...
Gráfico de barras
Tipos de gráficos en Forex: Interpretación barras, líneas y velas ...
Gráfico de velas

Empezaremos explicando primero qué es el análisis técnico, que no es otra cosa más que analizar la evolución del precio de una acción a partir de su gráfico, pero en vez de un gráfico de línea, en gráfico de velas, ya que nos da una información adicional sobre el precio. La diferencia entre estos dos tipos de gráfico es que el de linea solo nos da la información del precio de cierre de la acción, mientras que el gráfico de velas (también nos valdría el de barras) nos indica el precio de apertura, el precio de cierre, el precio máximo y mínimo de la acción a lo largo de la sesión (o la temporalidad que nosotros le pongamos).

El empleo de este tipo de análisis es principalmente a corto plazo, y nos sirve sobretodo para calcular puntos de entrada y de salida a partir de ciertos indicadores, de los cuales los mas conocidos son:

Por otro lado tenemos el análisis fundamental, que basa las decisiones en las cuentas de una compañía. Con esto, nos referimos a la progresión que ha tenido la compañía en los beneficios de la empresa, por ejemplo, o en las distintas ratios con las que decidamos trabajar. Gracias a este análisis podemos saber la fortaleza financiera que tiene una empresa, además de poder compararla con las compañías de su sector.

Las principales diferencias que encontramos entre ambas, es que una nos sirve para decidir el momento de entrada en una compañía, y otra nos sirve para saber en qué compañía entrar. El análisis técnico nos sirve solo para el corto plazo, y el fundamental para el largo plazo. El primero, nos sirve para analizar la psicología de la gente, y estudia realmente la repetición de determinadas figuras gráficas que realiza el precio de una acción; mientras que el otro nos sirve para saber la fortaleza de los estados financieros de una compañía.

A la hora de decidir qué análisis es mejor, yo diría que ninguno, ya que uno complementa muy bien al otro, por lo que deberemos emplear ambos. Primero deberíamos realizar un análisis fundamental, para decidir la compañía en la que queremos invertir, y una vez tengamos eso claro, deberemos usar el análisis técnico para decidir el mejor momento para entrar en el capita de la empresa.

Es por estos motivos, que a la hora de decantarse por uno u otro, deberemos tener claro qué enfoque queremos darle a nuestra inversión, ya que si es una inversión enfocada a largo plazo, realizar únicamente el análisis técnico no nos servirá para nada, mientras que si queremos realizar trading, el análisis fundamental no nos dará ninguna ayuda.