Recientemente hemos visto a los mercados financieros en máximos históricos, y tan solo 3 semanas después nos encontramos en mínimos de 2009. Todo esto ha sido desencadenado por la crisis del coronavirus, y que la gente da por descontado que la economía global (que veíamos en desaceleración) va a pasarlo bastante mal por la falta de producción de China, la caída de precios del petróleo y como consecuencia las caídas bursátiles de las últimas semanas. Por lo tanto, podríamos decir que se trata simplemente de la excusa que los inversores necesitaban para cerrar sus posiciones, tanto los pequeños como los grandes inversores.

Sin embargo, e independientemente de que haya caídas en bolsa, siempre se puede ganar dinero en ella, siempre que acompañes a la tendencia. Con esto quiero decir que si el mercado está alcista, nosotros vamos en largo; si el mercado está bajista, en corto; y todo el sinfín de posibilidades que nos dan los derivados.

Es por este motivo que mi opinión es, que quien no gana dinero actualmente es o porque no sabe invertir y está en la bolsa por la recomendación de gestores que únicamente quieren obtener sus comisiones, o porque no quieren invertir por miedo o quizá falta de experiencia.

Recientemente he leído en casi cualquier artículo que hablaba de la bolsa, que quien no vendió hace 2 semanas cuando esto empezaba a venirse abajo, ya es demasiado tarde para hacerlo ahora. Y en parte estoy muy de acuerdo, de hecho yo he actuado de esta manera y no he vendido ninguna de mis posiciones. De hecho, incluí Endesa (que ha seguido bajando) y tengo efectivo para comprar más empresas aprovechando las rebajas.

Pero vayamos al tema en cuestión de este artículo, de qué forma operar en los mercado financieros cuando ocurren estos desplomes. Actualmente todo está súper correlacionado (globalización) y normalmente cuando cae una bolsa (la china, por ejemplo) suelen acompañarle todas después. Por lo que si estamos pendientes de lo que hacen las bolsas extranjeras, sabremos qué debería hacer el mercado en el que nosotros solemos operar.

Otra buena forma de predecir las sesiones en bolsa (aunque no es un método infalible) es fijarse en lo que hacen los futuros de los índices en la preapertura. Si los futuros suben, lo harán también los activos subyacentes de dichos índices. Y los índices no son más que la ponderación de las compañías dentro de un “valor único”. Por lo que esta es otra forma de anticiparse a los movimientos del mercado. Sin embargo cabe resaltar que aunque una sesión empiece subiendo cerca de un 4% puede cerrar bajando un 2,5% (como lo hizo ayer, por ejemplo).

Otra de las maneras de sobrevivir cuando todo está cayendo, es invirtiendo en activos refugio. El ejemplo más claro de esto es el oro, que desde que empezó esta crisis es probablemente el activo que mejor se haya comportado, subiendo un 3% aproximadamente (desde los 1611,80€ a 19-feb a los 1666,50€ actualmente a 11-mar) frente a las caídas tan estrepitosas de la bolsa.

Otra de las maneras que tenemos de operar en estas situaciones, es a raíz de noticias que sean de gran importancia. Hoy por ejemplo los mercados están subiendo por los recortes en los tipos que están implementando los principales Bancos Centrales. El otro día cayó el petróleo un 25% debido a la noticia de la guerra de petróleo entre Rusia, Arabia Saudí, la OPEP, etc. Es por eso que ante estas situaciones, deberemos estar muy atentos a las distintas medidas que se vayan tomando a nivel macroeconómico, así como las decisiones que toman las principales potencias económicas a nivel mundial.

¿Todo esto cómo podemos “aprovecharlo”? Operando con derivados en el corto plazo, o esperando a que el mercado caiga más para comprar barato. Lo normal (56% de las veces) es que en cuestión de 1 año se hayan recuperado los niveles de precios que había antes de todo el jaleo que se ha montado.