La empresa que vamos a analizar técnicamente esta vez es Banco Santander (SAN) que ha visto como desde que ha comenzado toda la crisis del Coronavirus ha caído desde los 3,918€ a los 3,045€. Esta caída en el precio supone una pérdida del 22,28% en tan solo dos semanas, y al igual que sucede en el resto de compañías de todo el mundo, no se sabe a ciencia cierta cual será la dirección que tomará esta acción.

En el gráfico superior (periodicidad diaria) podemos apreciar claramente el canal bajista que viene dibujando la acción desde aproximadamente principios de 2019 con máximos y mínimos decrecientes. Además de dicho canal bajista, podemos apreciar el soporte que hay en la zona de los 3€ (más adelante veremos la importancia de este soporte, en el largo plazo). A este soporte hay que añadirle el soporte que había en la zona de los 3,45€-3,50€ (que llegó a tocar en hasta 5 ocasiones como podemos ver en la imagen de debajo) y ha sido perforado a raíz de las caídas de las últimas semanas y que actualmente va a hacer de resistencia en el corto plazo.

Ahora vamos a ver el comportamiento que debería tener el valor a partir de medias móviles (MM). La MM rápida (roja) es de 50 sesiones, y la MM lenta (azul) es de 200 sesiones. Como podemos apreciar, antes de las bajadas, la MM50 hacía un amago de cortarse con la MM200, sin embargo, la MM50 terminó por caer. Si el valor consigue mantener el soporte en los 3€, la MM200 debería terminar cortando a la MM50 y por consiguiente subir. Además, como podemos apreciar debajo del gráfico del precio, tenemos un gráfico del RSI, que nos indica que actualmente hay sobreventa (debido a que se encuentra por debajo del valor de 30).

Por estos motivos, es bastante probable que en el corto plazo el valor aguante en el soporte mencionado, pese al canal bajista en el que se encuentra, ya que como se puede apreciar en la segunda imagen, el precio se encuentra todavía muy lejos de la base del canal. La sobreventa actual, coincidiendo con el soporte, hará que el precio de la acción suba en el corto plazo, lo cual hará que la MM50 suba, y la MM200 baje debido al retraso que lleva (cuando la MM50 corte hacia arriba a la MM200 nos suele indicar cambio de tendencia).

Sin embargo, el análisis en el largo plazo no es tan optimista como en el corto plazo. En la imagen superior podemos apreciar los movimientos en el precio que ha tenido la acción (con periodicidad semanal) desde 1994 aproximadamente. Vimos que hizo máximo histórico en 2008, y que desde entonces ha tenido máximos decrecientes, teniendo un fuerte soporte (el que comentábamos antes) en la zona de los 3€. Dicho soporte ha sido tocado en 9 ocasiones desde que el precio de la acción lo superase en 1997. Por otra parte, podemos ver que la línea de tendencia descendiente ha sido tocada (o casi) en 8 ocasiones, haciendo que dicha línea de tendencia sea igual de fiable que el soporte dibujado.

Por lo tanto nos encontramos ante un triángulo bajista. Como podemos apreciar, el precio ya no ha conseguido tocar la parte superior del canal, por lo que si rompe el soporte (cosa bastante probable, según la figura de la que se trata) no logrará volver a romperlo para subir, sino que empezará a bajar, no sin antes experimentar una leve subida o pullback (sin romper la resistencia, que antes era soporte) , para continuar bajando.