Las personas normalmente se posicionan en cuanto al trading y a invertir, diciendo que uno es mejor que otro, dando únicamente datos positivos de aquello que defienden, y negativos de lo contrario. Sin embargo aquí vamos a explicar lo que es cada cosa, y las ventajas y desventajas que tienen.

Se entiende como trading la compra de acciones con el fin de mantenerlas un día como máximo, tratando de obtener los beneficios de un incremento del precio, o una reducción del mismo (cuando vayamos en corto).

Las ventajas de esta forma de operar son que, nos permite hacer muchas operaciones a lo largo de un día, y por consiguiente obtener mayores beneficios. Pero ahí radica también el problema, que por mucho análisis técnico que hayamos realizado, y por muchas figuras chartistas que se den, a la hora de realizar cada operación, ésta puede salir bien (beneficios) o mal (pérdidas), ya que en el corto plazo el mercado es muy imprevisible y sería como tirar una moneda al aire. De esta manera podemos apreciar que el riesgo que se asume es mayor en este tipo de operaciones a corto plazo, entendiendo el riesgo como volatilidad, no como algo negativo.

Por otro lado, invertir tiene un enfoque mucho más largoplacista, además de permitirnos realizar las inversiones con distintos objetivos, por lo que la manera de obtener los beneficios puede venir o vía precio (acciones growth) o vía dividendos (acciones value).

Las ventajas de este tipo de operación es que son más estables que el trading, y que suelen dar beneficios con mayor frecuencia, aunque no tanta rentabilidad por cada operación. Además de esto, nos permite estar en el mercado sin tener que estar constantemente pendientes de él para operar, pues estamos siempre dentro, lo cual es bueno, ya que no dependemos de acertar en el momento de meter dinero. A todo esto debemos añadir que el análisis fundamental es, desde mi punto de vista, más preciso que el técnico, ya que el primero valora las cuentas de la empresa, y a partir de los resultados determina si la empresa en cuestión sería una buena inversión. Por otro lado, el análisis técnico simplemente estudia las figuras que se van formando en el gráfico del precio de la acción a partir de la evolución de dicho precio, por lo que realmente es un análisis del comportamiento humano a partir del precio de la acción, el cual es muy inexacto y no siempre igual aunque haya ciertos patrones definidos.

Sin embargo, este tipo de operaciones tiene sus inconvenientes, y es que para obtener una buena ganancia necesitas de mayor capital que en el primer tipo de operaciones (debido a la gran recurrencia de éstas). Además de esto, realizar inversiones requiere de gran tiempo para que dichas inversiones maduren, por lo que hace falta mucha paciencia para ver como poco a poco nuestro dinero va aumentando.

¿Y vosotros cuál de las dos preferís?