Después de varias semanas sin actualizar nuestra cartera, vemos que ha habido grandes cambios, una bajada de casi el 0,5% por parte del IBEX35 frente a una disminución de algo más del 1% de nuestra cartera.

Podemos achacar esta disminución principalmente a que nuestra cartera está compuesta únicamente por 2 valores, ambos pertenecientes al mundo financiero, por lo que la posibilidad de un gobierno de izquierdas hace que dicho se haya visto un poco castigado, ya que dicho gobierno se enfocaría más en las políticas sociales, en detrimento de ayudar a las grandes empresas, incluso de poner nuevos impuestos a la banca, de ahí que Caixabank haya caído casi un 4% en las últimas semanas. Sin embargo, seguimos confiando en el análisis técnico que realizamos en su día, acompañado de que tras este retroceso tan grande en tan poco tiempo debería venir seguido por una pequeña corrección al alza, al menos en el corto plazo, e incluso cuando se estabilicen las cosas en el ámbito político, seguir subiendo con fuerza, sin embargo, si no fuera así, nos desharíamos de la acción, que de momento nos deja una rentabilidad de casi 0,1€ por cada título comprado.

Por otro lado tenemos a MAPFRE, que debería recuperar ese 0,27% perdido en estas últimas 3 semanas, principalmente porque cada vez estamos más cerca de ese dividendo de 0,06€/acción que la verdad es muy jugoso, acompañado del rally de navidad, en el cual la bolsa por lo general sube, por lo que de momento nuestra estrategia será mantener las 2 acciones en cartera hasta año nuevo, para después según el desempeño obtenido por los títulos decidir qué hacer con ellos.