Semana extraña para nosotros, que pese a haber tenido una rentabilidad de 1,16% frente al 0,7% de rentabilidad obtenida por el IBEX35, nos deja con un mal sabor de boca debido al mal desempeño de Iberdrola.

El problema es que la acción se ha desinflado poco a poco desde que tocase máximos hace unos meses, y ha dibujado un hombro cabeza hombro (HCH) (como podemos ver en la imagen de más abajo) que además de ser HCH, está formando un canal bajista, haciendo que la tendencia cambie por completo, de alcista a bajista. Acompañado de esto, vemos que ha perdido la resistencia de los 9€ en cierre semanal, lo cual es bastante importante a la hora de tener en cuenta el futuro de la acción en nuestra cartera. Por estos motivos, vamos a deshacer completamente nuestra posición en Iberdrola, y estudiaremos nuevas inversiones en energías renovables para nuestra cartera de la semana que viene. Nos deja una revalorización semanal del -2,27€.

Por otro lado tenemos a Mapfre, la entidad financiera está teniendo un buen desempeño, y a medida que nos acercamos a navidad, al dividendo de 0,06€/acción además de aproximarnos al rally de navidad, y dejándonos un potencial alcista hasta los 2,7€/acción aproximadamente, que supone una subida de 0,15€/acción. De esta manera, la acción nos deja una revalorización semanal del 1,38%.

Finalmente tenemos a Caixabank, acción que ha visto unas subidas a lo largo de esta semana del 5,28% del precio de la acción, y por los mismos motivos que en el caso de Mapfre, pero sin el dividendo, vamos a mantenerla en la cartera un tiempo más.

De esta forma, la cartera nos deja una rentabilidad acumulada de un 8,1% frente al 6,89% que se ha revalorizado el índice español desde que comenzamos con la gestión de nuestra cartera.