Recientemente leía un artículo en el cual se cuestionaba la posibilidad de poder jubilarnos a los 40 años, ya que esto es algo únicamente válido para aquellas rentas muy altas que han tenido “suerte” de no tener alguna enfermedad extraña o similares, refiriéndose a los blogs que con el paso del tiempo han ido surgiendo, destinados a la libertad financiera, que narran como consiguieron dejar de trabajar a temprana edad, para poder vivir solamente de las rentas. El artículo en cuestión es https://cincodias.elpais.com/cincodias/2019/10/30/mercados/1572447904_166712.html

Si bien lo que se expone en dicho artículo es cierto casi al completo, considero que el enfoque que se le da es bastante erróneo, ya que no necesitamos ese millón de euros de patrimonio como se indica en el artículo. Partiendo de la creencia de que una persona además de trabajar para otros, por ejemplo en una empresa, o como funcionario, debe realizar sus propias actividades con la finalidad de no tener que depender solo de una fuente de ingresos.

Es por este motivo que a la vez que se empieza a trabajar y se es joven su pueden ir desarrollando distintos “activos” que generen capital a lo largo del tiempo, como podrían ser un blog, una página de Instagram con la finalidad de monetizarla, etc.

Quizá la diferencia esté en el significado que cada uno le dé a “libertad financiera” para mi la libertad financiera es ese momento en el cual podemos dejar de trabajar y nuestros ingresos independientes a nuestro trabajo serán superiores a nuestros gastos, y por lo que entiendo en el artículo, para ellos libertad financiera es adquirir un patrimonio para después dejar de trabajar y hacer que dicho patrimonio desaparezca, por lo que creo que en eso el artículo se equivoca.

De esta manera, lo que pretendemos no es conseguir un capital, da igual el que sea, con la finalidad de dejar de trabajar y después ir consumiendo lo que hemos ganado, sino lograr que nuestros ingresos pasivos sean más elevados que nuestros gastos.

¿De qué formas podemos lograr esto? Bueno, como ya he mencionado, hay que ir creando activos, o comprarlos de otras personas, lo malo de tener que comprarlos es que se requiere ya de por si un capital inicial, sin embargo siempre podremos recurrir al apalancamiento para comprar un piso por ejemplo, lo único que habría que hacer sería demostrar nuestra capacidad de pagar la deuda en el largo plazo. De esta manera, lo que buscaremos con el piso será que los ingresos por el alquiler sean superiores a los gastos por la hipoteca, los seguros, comunidad, electricidad, etc. De forma que cada mes nos deje un flujo de efectivo positivo. De esta forma el patrimonio que tenemos sobre el activo sería el capital que hemos utilizado para adquirirlo, y el porcentaje restante sería deuda.

Otra forma, sería como ya he dicho, la de crear nuestros propios activos. La mejor forma de hacer esto, es hacer las cosas que nos apasionan, ya que una vez dejemos de trabajar para alguien más, deberemos gestionar nuestros propios activos con la finalidad de lograr que nuestro patrimonio se vaya incrementando con el paso del tiempo. Un ejemplo de esto sería el de crear una tienda online de diseños para ropa, por ejemplo, y que cuando genere el suficiente capital de manera recurrente, podamos dedicarnos plenamente a ello. En este caso, imaginemos que fuera un libro digital que estamos vendiendo y que nos reporta 100€ al mes, el activo como tal no tiene valor, no podríamos tasarlo o sería muy difícil, sin embargo sí que sabemos el capital que nos reporta.

Es por estos motivos por los que creo que no hace falta un millón de euros en patrimonio para lograr la libertado financiera, y que todo se debe a un error en el concepto por parte del artículo, o por un error de enfoque del mismo, y que lo único que deberemos hacer es trabajar en crear fuentes alternativas de ingresos en lugar de tratar de hacer crecer nuestra única fuente de ingresos.