Semana en la que importantes empresas han presentado resultados, y el índice español ha caído un 1,08% a lo largo de la misma. Este pequeño bajón se ha debido a que entidades como Banco Santander no han tenido unos resultados para nada buenos, y por este motivo el IBEX35 se ha visto repercutido.

La primera acción de nuestra cartera es Iberdrola, que ha presentado resultados esta semana obteniendo unos beneficios un 20% mayor de lo esperado y han aumentado la retribución al accionista un 10%, logrando de esta manera cumplir el objetivo que se habían fijado para 2022 tres años antes del plazo fijado. Sin duda alguna estos son síntomas de gran fortaleza por parte de la empresa, que cuenta con un plan de inversiones bastante agresivo pero con buenos cimientos, por lo que aumentaremos la ponderación de la empresa en la cartera invirtiendo 1000€ más.

Por otro lado tenemos a Mapfre, que repartió resultados el jueves, y que no fueron negativos, sin embargo el mercado sí que los interpretó como tal. De esta forma sufrió el jueves una caída de aproximadamente el 5% que rebotó el viernes, con una subida del 1,24%. Sin embargo, estos resultados considero que no son negativos debido a que la compañía no ha tenido que recortar el dividendo de Diciembre por lo que asumimos que se trata de un dividendo completamente sostenible. El motivo por el que el resultado ha sido negativo, es que el beneficio neto ha decrecido un 12,5% con respecto al año pasado, sin embargo si nos fijamos en el motivo, es por un saneamiento de su negocio de asistencia por valor de 77 millones de euros, pero que sin embargo, los ingresos totales subieron casi un 7% sin haber habido unos mayores gastos. Es por este motivo que consideramos a la empresa muy sólida, más incluso después de haber saneado dicho sector y entrando en el último trimestre del año, por lo que mantendremos posiciones en dicha compañía.

Finalmente tenemos a Caixabank, que sí que vimos el miércoles como caía junto con todo el sector bancario debido a esos malos resultados por parte de Banco Santander, sin embargo ha sido elegida como la mejor banca privada por, entre otros motivos, una propuesta de valor en constante evolución, por lo que también aumentaremos la ponderación de este activo en 1.500€ debido a las buenas expectativas que presenta de cara al futuro.

De esta manera, nuestra cartera para la semana que viene sería la que está abajo.