Semana positiva para las bolsas, que suben en su gran mayoría, y con ellas nuestra cartera que sube un 0,84% frente al 1,08 que ha hecho el índice español. De esta manera la revalorización acumulada de nuestra cartera ha sido del 7,4% frente al 7,31% del IBEX35.

Por un lado tenemos a Iberdrola, que ha aguantado bien en el soporte de los 9€ y que si los resultados acompañan, debería seguir subiendo a lo largo de esta semana, y con bastante fuerza además, ya que todos los indicadores técnicos indican compra, además se encuentra en la parte baja del canal alcista, por lo tanto todo indica a que debería subir. También es cierto que la compañía se encuentra en un momento crítico, ya que si los resultados fueran malos,  cambiaría completamente de tendencia de alcista a bajista. Es por este motivo que la semana pasada redujimos la ponderación de la cartera, y según ocurra con los resultados, podríamos mantener, comprar más o vender la totalidad de las acciones.

Viendo la evolución de Mapfre, podemos ver que ha sido perfecta, compramos en 2,3€ aproximadamente, después compramos más acciones en una bajada que sufrió la acción, aunque la ponderación del precio de la acción saliera más elevado del precio inicial, y ha seguido subiendo en dirección a la resistencia que tiene en los 2,7€. De esta manera, nos ocurre lo mismo que con Iberdrola, análisis técnico perfecto en el momento de la compra, y actualmente está en un punto crítico en el cual, a partir de los resultados que se presentarán la semana que viene, deberemos decidir si dejar la cantidad actual de acciones que hay ahora, vender una parte o venderlas todas.

En el caso de Caixabank, comenzaba la semana tocando el precio de 2,664€ por acción, sin embargo se desinflaba a partir del martes, sin embargo no cambiamos en absoluto la ponderación de la acción ya que consideramos que según el análisis del gráfico que hemos realizado además de lo que los indicadores nos revelan, la acción deberá seguir subiendo a largo plazo después de su rebote  en el soporte actual. Por lo tanto esta semana no es para nada preocupante, ya que caída ha sido realmente baja.

Finalmente deberemos hablar de Merlin Properties, la cual perteneció a nuestra cartera durante mucho tiempo, y decidimos vender en corto justo después de repartirnos el dividendo, estrategia completamente  acertada, ya que la acción se ha revalorizado un 1% a lo largo de esta semana (teniendo en cuenta que al tener una ponderación negativa en nuestra cartera y una rentabilidad negativa, nos dejan beneficios en nuestra cartera).

De cara a la semana siguiente, vamos a mantener nuestra cartera, con el único cambio de que vamos a deshacer nuestra posición en corto con Merlin Properties, ya que lo más probable es que vuelva a seguir subiendo, pero no tenemos ninguna evidencia clara de esto, por lo que mejor no estar en el valor, y mantener Caixabank, Iberdrola y Mapfre como están ahora mismo, dejando gran liquidez disponible para poder realizar nuevas inversiones en el futuro.