En la imagen superior, podemos ver un gráfico de velas, primero mensual, y luego diario, la evolución del precio. Podemos apreciar entonces, que se trata de una compañía claramente alcista desde hace aproximadamente un año, aunque dicha tendencia podría remontarse incluso de más atrás, desde que tocase mínimos justo después dela crisis.

Fijándonos ahora en el gráfico de velas diario desde hace un año hasta el momento actual, podemos apreciar que la compañía tiene un canal alcista muy bien definido, y que no ha dejado de subir desde el precio de 6€ hasta los actuales 9,21€.

Pese a lo que últimamente se está diciendo, la empresa desde nuestro punto de vista sigue siendo muy alcista, y únicamente se encuentra en una etapa de corrección en la que está consolidando el precio actual. La corrección, quizá algo más fuerte de lo habitual, viene motivada por varios motivos, entre los que destacan una fuerte subida durante el mes anterior, y que se ha topado con el precio de 9,5€ que sin duda es importante porque es sin duda un precio bastante psicológico, y se trata también del precio objetivo que le han marcado varias compañías.

Sin embargo varias razones nos hacen pensar que el precio de la acción de Iberdrola no se va a detener en torno a los 9,5€ y entrará en fase lateral después, o que incluso cambiará la dirección y entrará en una etapa bajista, y es que el precio objetivo estimado de la acción está entre los 9,5€ y los 9,9€ lo cual todavía le dejaría bastante recorrido alcista (un 7,6% con el precio actual si consideramos el precio objetivo más alto). Por otro lado, si nos fijamos en lo que pasó con las estimaciones anteriores, es que fueron superadas sin ningún tipo de problemas, y por este motivo los analistas debieron modificarlas, ya que el precio de la compañía se encontraba muy por encima de éstas.

También debemos tener en cuenta la gran capacidad de Iberdrola para generar flujos de caja, y lo que ello conlleva, que es un reparto de dividendos sostenible en el tiempo, que, como hemos visto en el grafico mensual, se viene dando a cabo desde hace más de diez años, y siempre en torno a los 0,35€/acción, o un ratio de Split de 1,022/1 cada vez que se han repartido dividendos, lo cual hace que la compañía, independientemente de su evolución bursátil, sea una opción muy recomendable para el largo plazo. A esto hay que sumarle que cada vez que presenta resultados, éstos son mejores que los presentados anteriormente y también mejoran los resultados estimados por los analistas, lo cual nos muestra una gran capacidad de crecimiento por parte de la compañía.

A todo esto, debemos añadir también el plan de inversiones de la compañía, que pretende destinar bastantes miles de millones de euros a su expansión, habiéndose endeudado para esto, lo que hace que la decisión adoptada por el BCE con respecto a los tipos de interés sea positiva para la compañía, ya que hará que sus gastos financieros no sean muy elevados.

Por último, es resaltable también lo bien diversificada que está la compañía geográficamente, con instalaciones en México, Brásil, Reino Unido, etc.

Centrándonos ahora en la parte de análisis con indicadores, podemos apreciar que Iberdrola antes de la corrección estaba en niveles de sobrecompra, además de que estaba constantemente tocando la parte alta del canal formado por las bandas de Bollinger, por lo tanto, habiendo corregido la situación de sobreventa en la que se encontraba, y estando ahora entre la parte baja de las bandas de Bollinger lo que cabría esperar es que el valor siga ascendiendo hacia nuevos máximos.