Volvemos una semana más con el análisis de nuestra cartera de acciones, y como podemos ver, esta semana no ha ido del todo mal, hemos conseguido una rentabilidad positiva a lo largo de la semana, del 1,49% más concretamente, frente al 1,64% conseguido por el IBEX35, lo cual nos deja actualmente en una rentabilidad acumulada del 3,9% frente al 3,98% del IBEX35.

Esta semana ha estado caracterizada, como ya veremos en los gráficos más adelante, por la volatilidad, de la cual no se salva ninguna de las empresas de nuestra cartera; y dicha volatilidad ha venido dada por las noticias a nivel macroeconómico que se han dado durante la semana, y que también vamos a analizar más adelante.

Los dos gráficos que podemos ver en la parte superior son los de Iberdrola, a lo largo de la última semana en la imagen de arriba, y a lo largo del último año en la imagen de abajo. Como podemos apreciar en la primera imagen del análisis de nuestra cartera, Iberdrola ha sufrido esta semana pérdidas de un 2,31% que sin duda alguna han sido suavizadas por los estímulos anunciados por el BCE (Banco Central Europeo) el día 12 de septiembre.

Por otro lado, poniéndonos en perspectiva del valor, lo único que ha hecho es corregir levemente (como podemos apreciar en el gráfico de velas de abajo) sin romper el canal alcista en el que se encuentra desde hace aproximadamente un año. Por lo tanto no vemos ningún síntoma alarmante de desaceleración del valor, sino una corrección sana para seguir subiendo el precio del mismo, corrección que llegó a un precio de 9,55€ aproximadamente, que como ya comentábamos en el anterior informe sería un precio difícil de superar debido a las valoraciones de los analistas de distintas empresas de valoración. Por lo tanto vamos a seguir con el 30% de nuestro capital invertido en Iberdrola sabiendo que deberá subir su precio, más ahora que las medidas adoptadas por el BCE benefician en gran parte a esta compañía.

Centrándonos ahora en Mapfre, podemos apreciar en el gráfico lo que ha ido haciendo el valor durante el último año, y como podemos ver y tal y como dijimos en el momento de incluir dicha compañía en nuestra cartera, el precio rebotaría en la franja de precio de 2,3€ a 2,35€ y así sucedió. Podemos apreciar ahora que está subiendo muy fuerte hacia la resistencia que se encuentra en torno a los 2,7€ por lo tanto, esto nos deja todavía unos 0,13€/acción de subida hasta que el valor se encuentre con dicha resistencia y, o la rompa o rebote en ella, por lo que nosotros seguiremos con esta compañía en nuestra cartera hasta que dicho momento llegue, teniendo en cuenta que durante la próxima semana podría haber correcciones en el valor.

Para analizar un poco más por encima, vamos a fijarnos más en un análisis fundamental, y no tanto en el gráfico del precio de la acción, ya que las razones para invertir en esta empresa son 100% fundamentales. La semana pasada pusieron su precio objetivo en 11,2€ sin embargo, si nos fijamos, la empresa tiene 463.620.750 acciones en circulación y tiene un patrimonio neto de 6.497.280.000€ por lo que podemos ver que el valor contable de la acción nos sale algo por encima de 14€, por lo tanto desde mi punto de vista se trata de una empresa infravalorada. Además de esto, debemos tener en cuenta que los activos de la empresa están ocupados al 93% aproximadamente, lo cual nos indica que la empresa es capaz de producir flujos de caja constantes a lo largo del tiempo (ya que la vida media del alquiler es de casi 6 años) y al tratarse de una SOCIMI, tiene muchos beneficios fiscales como empresa, por lo que consideramos que sigue siendo una buena inversión.

Tenemos aquí el gráfico de la última empresa en la que invertimos, Banco Santander. Este gráfico representa el precio de la empresa desde el año 1995 aproximadamente. Como vemos, tiene una fuerte resistencia en 3,5€ que nunca ha sido perforada, y por este motivo invertimos en la empresa en el último análisis que realizamos, dejándonos una rentabilidad de más del 8% sin duda todo un acierto, sin embargo podemos apreciar que el valor está dibujando un triángulo bajista, lo que nos hace tener los ojos puestos en este valor, ya que no tardaremos en vender las acciones para recoger beneficios.

Tratando ahora de las noticias más en particular, y dejando un poco a un lado el análisis técnico, podemos ver que Iberdrola ha inyectado 1.500 millones de euros en su filial en Reino Unido ante las posibilidades de un Brexit duro, cubriendo así parte de su negocio, lo cual fortalece a la empresa para el largo plazo.

Por otro lado, Mapfre y Banco Santander podrían estar estudiando la posibilidad de comercializar la hipoteca inversa, con la finalidad de obtener mayores ingresos, debido a que este tipo de hipoteca ofrece una rentabilidad más alta, por lo que debido a la bajada de tipos de interés por parte del BCE esta opción podría ser interesante para ambos.

Finalmente hablemos de las medidas que ha tomado el BCE, que para nada son buenas para los bancos, pero sí lo son para la renta variable.

  • Mantener el tipo de interés en 0.
  • Inyectar 20.000 millones de euros al mes a partir del 1 de noviembre con la finalidad de que los bancos puedan prestar dicho dinero (se esperaban 30.000 millones de euros al mes).
  • Bajan la facilidad de depósito del -0,4% al -0,5% lo que implica que para los bancos será más caro no prestar dinero.