¿Para qué queremos una cartera de acciones? La respuesta es fácil, lo que buscamos al invertir es sacarle una rentabilidad a nuestro dinero. pero…¿cómo podemos conseguir rentabilidades más altas?

La respuesta es fácil, la clave está en diversificar nuestra cartera lo máximo posible. Primero explicaré qué es diversificar, y una vez lo tengamos todos claro más tarde, explicaré los motivos por los cuales es mejor tener acciones de cinco empresas distintas en lugar de tener acciones de una sola empresa.

Diversificar no es otra cosa que comprar más variedad de títulos, es decir, de diversas empresas, de forma que podamos distribuir el riesgo de pérdida entre todas “nuestras” empresas.

¿Por qué sucede esto? La respuesta explicada fácilmente es la siguiente, las probabilidades de que caigan los cinco activos que componen nuestra cartera es mucho menor que la probabilidad que hay de que caiga un solo activo. Como ya explicamos en la anterior entrada, esto es debido al riesgo específico de cada acción.

Pero diversificar eternamente no hará que nuestra cartera esté completamente cubierta, por lo que será una tontería tener una cartera compuesta por 50 activos distintos, ya que seremos incapaces de estar al día de todo lo que sucede con estas empresas.

Ahora vayamos a eso de “para qué sirve”. Bien, si hemos entendido lo anterior, tendremos claro que diversificar sirve para que las subidas de unos activos cubran las caídas de otros, esto quiere decir que si uno cae, otros harán que la cartera sube. Pero podríamos pensar en el caso contrario, que uno que suba sea lastrado por el resto de nuestros activos.

Esta situación se puede dar, aunque no es habitual teniendo en cuenta que la bolsa ofrece una rentabilidad aproximada de entre el 7%-8% de manera anual desde hace ya demasiados años, por lo que, lo normal, será que un activo nuestra cartera, si se compone de acciones que hemos estudiado, y de empresas de las que entendemos a lo que se dedican, nuestra cartera no debería bajar, sino que subir.

El hecho de que diversifiquemos es para cubrirnos de malos resultados en momentos determinados, malas noticias que sean publicadas, o simplemente que un fondo que tiene millones de euros en una empresa quiera sacar su dinero y por consiguiente el precio de la acción de dicha empresa caiga.