Vamos a realizar nuestra primera cartera de acciones, con la finalidad de ir incrementando el capital inicial de la misma con el tiempo, teniendo como primer objetivo el lograr una rentabilidad positiva de dicha cartera, y como objetivo secundario tener una rentabilidad mejor que la del IBEX35, aunque esto último no será nada fácil, lo cierto es que con la situación macroeconómica, tampoco será difícil.

Aquí tenemos nuestra primera cartera, compuesta por una SOCIMI (para quién no sepa lo que es, hay un artículo en el que hablo de ellas), una eléctrica y una entidad financiera. Además de dichas inversiones, nos quedamos con una parte de liquidez, por si alguna empresa a lo largo de la semana diera alguna noticia a tener en cuenta.

Ahora pasemos a explicar el porqué de estas inversiones. Lo primero de todo es que ninguna de ellas va a invertir en dividendos próximamente, y con ello, no perderemos el 19% de lo invertido que se llevaría el estado en concepto de impuestos.

Después, empezando por Iberdrola, todas las compañías que emiten informes sobre ella han cambiado el precio objetivo del 8,5€ que había antes (dependiendo de la compañía) a 9,7-9,9€ (también dependiendo de la compañía) lo que nos deja una potencial subida del 14% además de tener recomendación de compra, que no está nada mal, además de estar en continua expansión, habiendo adquirido hace menos de un mes varias subasta de producción eléctrica en Portugal, habiendo salido su filiar en Portugal (Neoenergía) hace poco más de un mes a 16 coronas brasileñas y estando ahora mismo en torno a 20, y adquiriendo más contratos en distintos países como Grecia, Reino Unido, EEUU, etc. Es por esto, además de una mejora constante de los resultados (incluso superior a las estimaciones modificadas después de los resultados del T1) que lo esperado es que sus resultados sean incluso mejores en el T3 y el precio de la acción siga subiendo, cambiando de nuevo el precio objetivo de la acción.

Continuando con Mapfre, se trata de una empresa con muy buenos fundamentales que se encuentra en tendencia bajista, con un precio en la actualidad de 2,41€ aprox. Sin embargo tiene un fuerte soporte en torno a los 2,33-2,35€ por lo que el precio en dicho nivel debería rebotar al alza. Sumándose a eso, Mapfre tiene probablemente uno de los mejores dividendos en cuanto a tasa de reparto, sostenibilidad y rentabilidad del mismo, lo que hace que la acción sea muy apetecible para el largo plazo, más aun teniendo en cuenta que el presidente de la compañía ha adquirido acciones de la misma por valor de 110.000€. Esto es un buen síntoma, ya que viene a indicar que el valor de la acción es más alto que el precio que marca el mercado. Para finalizar, su precio objetivo es de 2,8€ lo que nos deja una potencial subida del 16,67% además de que su recomendación actualmente es de compra.

Finalmente nos queda la empresa Persepolis Investments 1, que saldrá al MAB (Mercado Alternativo Bursátil) el próximo lunes día 12 de agosto. La finalidad de esta inversión es la mera especulación, además de que por el hecho de ser SOCIMI tenga la obligación del reparto del 80% de los beneficios obtenidos durante el año en concepto de dividendos. Sin embargo, tanto el número de empleados como el beneficio obtenido por la empresa desde el año 2015 han ido en aumento, clara muestra de salud financiera por parte de la empresa. Nos decantamos por esta SOCIMI y no por otras que ya hay en el mercado porque al tratarse de una acción nueva, y viendo la evolución de las otros valores en el tiempo, la tendencia es que el precio de nuestra empresa suba, además de que las otras SOCIMIS del mercado ahora mismo están saturadas, habiendo sufrido correcciones a lo largo de esta semana.