Cuando hablamos de análisis técnico, muchas veces haremos referencia a estos dos términos, el de soporte y el de resistencia. Para explicarlos, debemos tener en cuenta también las tendencias, ya que los soportes y las resistencias son indicadores de hasta qué precio puede continuar una tendencia.

De esta manera, y sabiendo esto, definimos soporte como aquel precio aproximado a partir del cual una tendencia bajista debería cambiar a alcista. Decimos aproximado, ya que no se trata de una ciencia exacta, sino que los soportes y resistencias están creados por la psicología de las personas, y por este motivo se trata de un indicador que no es exacto.

Por otro lado, definiremos resistencia como el precio aproximado en el cual una tendencia alcista perderá fuerza y se dará la vuelta, convirtiéndose de esta manera en tendencia bajista.

Otra cosa a resaltar de los soportes y las resistencias, es que cuantas más veces rebote un valor en ellas, es decir, cuantas más veces llegue a dicho precio para cambiar de tendencia después, más importante será dicho soporte o resistencia.

También debemos resaltar, que cuando una resistencia es perforada, pasa a convertirse en soporte, siguiendo también la teoría anterior, cuantas más veces hubiera rebotado el precio en dicha resistencia, y después la hubiera perforado, más importante será el soporte que se forme después.

De esta manera, en el gráfico de Tesla desde el año 2013 hasta ahora mismo, podemos apreciar que la empresa tiene una resistencia bastante fuerte en los 355€ aproximadamente, otra resistencia/soporte en los 266€ y que su principal soporte sobre el que ha rebotado varias veces está en 185€ aproximadamente, estando ahora el precio de la acción en 178,97€.

Por lo que, ahora mismo podrían suceder varias cosas, la primera es que la acción rebote, y oscile entre los 185€ y los 266€, que serían el soporte y la resistencia entre los que se encontraría, o que la acción continúe bajando y establezca un nuevo soporte, dejando los 185€ como su resistencia más cercana.